Imprescindibles

No se pierda... Videos Hice un buen servicio en...

martes, 27 de marzo de 2007

Parece que soy libre


-          Ayer volvió el Amo Marcos – pensé nada más despertarme, con mi erección mañanera.
Sabía que el Amo Marcos estaba fuera de la ciudad por negocios durante unos días y que el día anterior volvía a Madrid, pese a que el contrato de un mes que ambos habíamos firmado, por el cual yo me comprometía a ser su esclavo, ya hacía varios días que había caducado, yo me esperaba una prórroga del mismo, o uno nuevo.  Lo había ejecutado a la perfección y, aunque Marcos había siempre encontrado motivos para castigarme cuando fue necesario, no había ningún punto del contrato que hubiera incumplido y por tanto esperaba que la fianza que había entregado sirviera como fianza para un mes más de contrato, o quizás para un contrato un poco más largo.

Revisé mi móvil y no tenía ningún rastro del Amo Marcos pero decidí no darle mayor importancia. Me quite los suspensorios con los que había dormido para meterme debajo del chorro la enorme ducha fría que me ayudó a bajar mi erección completamente. Sin embargo, bajo el agua congelada, mi cabeza no paraba de dar vueltas. Cambié el mando al agua caliente y seguí pensando en el Amo Marcos aunque ya había decidido que le escribiría yo, en cuanto me secara.

Así lo hice y esperé largas horas por su respuesta. A media tarde, a la vuelta del gimnasio, le mandé un nuevo mensaje, pues no tenía ningún tipo de respuesta de él y estaba extrañado por ello. Al fin y al cabo, Marcos tenía una copia de las llaves de mi casa.

Entrada la noche, decidí ponerme más duro con mis mensajes y le escribí pidiendo los 100 euros de fianza que le había dado con el contrato de esclavitud y las llaves de mi casa. La respuesta siguió sin llegar. La fianza no me importaba una mierda pero…
-          Tendré que cambiar la cerradura – pensé en voz alta.
Parece que era libre de nuevo. Una pequeña tristeza se apoderó de mí, aunque ya me había llegado la confirmación de que al día siguiente me entregarían mi nuevo coche, lo cual me alegró un poco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le aviso si hay Novedades...

Su email: