Imprescindibles

No se pierda... Videos Hice un buen servicio en...

martes, 4 de septiembre de 2007

Una fantasía muy corta




-          Y me esperas en pelotas? – escribió

-          OK - contesté a través del teclado de mi portátil.





Otra tarde de aburrimiento en la que había acabado en el chat, esperando una buena propuesta. En este caso era algo bastante normalito; pero me apetecía cumplirle esa fantasía, a este chico que parecía bastante majo, y que había insistido en preguntarme cual era mi tipo de chico, para comprobar que me gustaría. Pero parte de la fantasía era que no nos viéramos, y que fuera completamente sorpresa.
Accedí a todo lo que pidió y le pasé mi dirección. Me dijo que tardaría solo 15 minutos, pues estaba por la zona, conectado desde un dispositivo móvil.

Un minuto pasado la hora acordada, le abrí la puerta desde el telefonillo, me quité el suspensorio que lancé hacía mi dormitorio, y dejando la puerta abierta, me senté en el sofá. Él entró asomando primero la cabeza y se dirigió a mí en cuanto me vio.
-          Hola, ¿Qué tal? - dijo serio.
No contesté y le bajé los pantalones cortos, con ambas manos, tirando de las perneras. Su polla estaba flácida y me lance a por ella, metiéndomela entera en la boca. Di dos buenas chupadas mientras empezaba a crecer y noté que el daba un leve gemido. Cuando la saqué un poco de mi boca, ayudándome de la mano para asegurarme que podía centrarme en su capullo, otro gemido más intenso se le escapó y note un líquido espeso en mi boca. Comencé a pensar que el chico lubricaba demasiado, cuando un emitió un gemido más potente y descargó toda su leche en medio de mi lengua.
Por la sorpresa me la saqué de la boca y le miré. Parecía avergonzado.
-          ¿Tenías ganas, eh? – le dije con la lengua medio fuera, pensando que hacer con esa lefada.
-          Te aseguro que no siempre es así - contestó, sin estar seguro de lo que yo había intentado decir.
-          No te preocupes – le dije mientras tragaba
Cuando él me había preguntado por el chat si me la iba a tragar, no contaba que SOLO iba a hacer eso. No me dio tiempo ni a tener una erección. Se vistió y se fue rápidamente, casi pidiendo perdón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le aviso si hay Novedades...

Su email: