Imprescindibles

No se pierda... Mi última corrida Hice un buen servicio en...

miércoles, 24 de octubre de 2007

Probado como Criado



Después de un par de visitas habiendo pasado allí muchas horas, ya tenía cogido el truco a la casa e iba por allí 1 día a la semana durante unas 3 horas; ya hasta me parecía una tarea rutinaria el llegar a casa de los estudiantes y ponerme a limpiar mientras ellos se descojonaban de risa en el sofá con la serie de turno que estaban viendo esa tarde.
Pero ese día, solo Sergio estaba en casa y nada más abrirme la puerta me dijo que empezara por la cocina que tenían que tenerla limpia a fondo. Me puse con ello solo contestando “Buenas tardes. Sí, como quiera”.
Mientras empezaba con la ya típica montaña de cacharros sin fregar en la cocina, notaba que me estaban vigilando; probablemente, por lo extraño de estar en esa casa sin el jaleo de los tres estudiantes; solo Sergio hacía algo de ruido mientras leía unos folios sentado a la mesa camilla del salón, en lo que yo supuse que era “estudiar”.

sábado, 20 de octubre de 2007

y tenía un amigo allí?


Volví con la cara limpia y un billete grande, sujeto a la goma de mi suspensorio. Tuve que dejar las monedas de propina cuando pedí mi refresco de naranja, porque no tenía donde meterlas y no quería hacer otro viaje a la taquilla. Alex seguía disfrutando su copa con cara de satisfacción, pero alguien se había parado a hablar con él y parecían tener una conversación bastante animada, así que me quedé a un lado.

Pronto Alex me llamó, moviendo su mano hacia mí con gesto de que moviera el culo para allí, así que fui rápidamente al lado de su silla, dejando mi refresco apoyado en la barra.

Alex en público


Llevaba varios intentos de volver a verle, pero, o contestaba que estaba fuera de la ciudad, o ni siquiera contestaba, así que lo dejé por imposible. Por eso me sorprendió tanto su mensaje, aunque también por el tipo de propuesta “¿Salimos de fiesta el viernes?”. Acepté, por liberar mis dudas sobre sus intenciones, con un mensaje rápido “Sí”. No tuve más noticias de él.

miércoles, 10 de octubre de 2007

Los Estudiantes


La verdad es que creo que le echaron 2 cojones. Sólo tardaron un par de semanas en llegar a un acuerdo, con los puntos obvios que me esperaba y que me hicieron llegar a través de Samuel. Y allí estaba yo, en un piso del barrio de Moncloa delante de los 3 chicos, de nombres Sergio, Antonio y David y que ahora mismo mi mente mezcla en su cabeza sobre quién es quién.
-          ¿Por dónde quieren que empiece?

Le aviso si hay Novedades...

Su email: