Imprescindibles

No se pierda... Mi última corrida Hice un buen servicio con...

viernes, 16 de noviembre de 2007

Samuel quiere saber


Por primera vez fue Samuel el que tomó la iniciativa para que nos viéramos; parecía muy excitado por saber todo sobre mi servicio doméstico a los estudiantes. Aunque el tiempo ya estaba bastante frio, encontramos una terraza con calefactores que le permitiría fumar tranquilamente la cajetilla de Lucky, que acababa de sacar de mi bolso para dársela a Samuel, mientras el camarero venía con la primera cerveza para él y un agua sin gas para mí.
Realmente Samuel no sabía por dónde empezar.
-           ¿Qué haces en su casa?

-          ¿Van en pelotas delante de ti?

-          ¿Te hacen quitarte la ropa para limpiar?

-          ¿Se ríen de ti?

-          ...
Tuve que pedirle que se tranquilizara y que fuera paso por paso, que se lo contaría todo. Y así fue; se lo conté todo, con todo lujo de detalles; que limpiaba vestido pero con un delantal que ellos habían elegido, que una vez pillé a uno de ellos en calzoncillos por el salón, aquella pequeña sesión con Sergio de la que Samuel se rio mucho y que ahora, pasaban las tardes de jueves dedicándose a vaguear y teniéndome allí para servirles en todo y hacerles la casa. Él escuchaba con mucha atención sin parar de fumar y beber cerveza pero siempre tenía más preguntas hasta que le corte.

-          Y tú, ¿qué? ¿Cuándo me vas a dejar que haga esas cosas para ti?
Explotó en una carcajada pero se puso rojo, quizás por vergüenza.

-          Ya sabes que a mi esas cosas no me gustan… y te recuerdo que ¡soy heterosexual!

-          ¡Ellos también lo son! Pero les viene bien ciertos servicios de un esclavo marica como yo.

-          Bueno… ya buscaré algo.
Yo me quedé completamente atónito e impresionado. Parecía que Samuel por fin había accedido a sacarme algo de provecho además del tabaco y las cervezas que yo siempre pagaba cuando nos veíamos sin que él hiciera ni el más mínimo amago de sacar su cartera o su paquete de tabaco. Enseguida siguió haciéndome preguntas sobre los estudiantes a los que servía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le aviso si hay Novedades...

Su email: