Imprescindibles

No se pierda... Mi última corrida Hice un buen servicio en...

domingo, 5 de octubre de 2008

Servir tuvo un precio


La verdad es que empezaba a preocuparme que se convirtiera en un vicio, pero después de mi experiencia con los estudiantes y con otras buenas sorpresas que tuve después, ese día estaba loco por volver a servir como criado doméstico. Era una sensación extraña; ni siquiera hago las tareas de mi propia casa, pero el hecho de pensar que lo haría para un Amo, causaba en mí una excitación indescriptible. Busqué por la típica web de contactos hasta que encontré a alguien conectado que necesitaba servicio doméstico.

Le aviso si hay Novedades...

Su email: