Imprescindibles

No se pierda... Mi última corrida Hice un buen servicio con...

domingo, 11 de diciembre de 2016

Visitaré la casa del Amo

Llevo más de un mes al servicio del Amo Luis y por fin voy a conocer su casa. Es un estudiante universitario que ha venido de alguna provincia a estudiar a Madrid y comparte piso con otro estudiante cerca de las facultades.

Durante este poco más de un mes, parece que ha tenido mucho tiempo libre y ha pasado por mi casa, al menos, dos veces por semana donde se lo ha pasado realmente bien. Sigo fascinado por lo mucho que disfruta con todo lo que va encontrando por mi casa. Viene sin prisa, tras haberme hecho muchas preguntas por mensajes sobre las herramientas que tengo para la perversión que trae ese día en la cabeza y se queda siempre un par de horas, llegando al orgasmo varias veces durante las mismas.


Sin embargo, está en cada sesión completamente impredecible, ya que termina haciendo cosas completamente diferentes a las que me había preguntado ese día y me resulta increíble la facilidad que tiene para utilizar cualquier tipo de herramienta que, según él no ha utilizado antes, para disfrutar con mi cuerpo, a veces con verdadera crueldad.
Yo termino todas las sesiones exhausto y realmente feliz por el buen servicio que le hago. Hasta hoy he sido capaz de obedecer todas sus órdenes y he aguantado todos sus castigos disfrutando con su cara de placer y los enormes chorros de leche que he consigo sacarle en tantas ocasiones. Parece que su imaginación y morbo sin inacabables.
Me lleva anunciando este día desde hace una semana. Parece que su compañero de piso, no muy sociable, va por fin a pasar toda la tarde fuera de casa sin posibilidad de volver por sorpresa hasta bien entrada la noche y “tenemos cosas importantes que discutir” me ha dicho. Espero ansioso que me pida que sea su esclavo permanente y tengo claro que aceptaré y mi entrega hacia él será total, como hasta ahora, en exclusividad si es necesario.
Quedan dos horas para que tenga que salir para su casa y ya he calculado claramente el trayecto en moto. Llevaré el collar de perro que tanto le gusta al Amo y unos suspensorios negros. Encima me pondré solamente el mono para la moto. Quizás pase un poco de frío pero será estupendo estar listo para el Amo en cuanto llegue a su casa sólo con un gesto. Tardaré en llegar unos 25 minutos y esperaré 10 minutos abajo hasta que llegue la hora exacta en la que tengo que picar a su puerta. Se me harán eternos.



Su correo electrónico:

2 comentarios:

  1. Espero que lo hayas pasado genial en su casa!, seguramente que si

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dominus Jaime,
      Lo pasé muy bien pero un sabor algo agridulce. Ya está escrita la continuación.
      Gracias!
      Un respetuoso Saludo!

      Eliminar

Le aviso si hay Novedades...

Su email: