Imprescindibles

No se pierda... Mi última corrida Hice un buen servicio con...

miércoles, 15 de marzo de 2017

Provocaciones (II)

Otro día que me levanto con una enorme erección que casi no puedo controlar. Y lo peor es que abierta la veda de provocar, esta vez ni siquiera lo he intentado y me he duchado con agua caliente, sin intentar relajar mi excitación, aunque intentando no menearme la polla mientras me la enjabonaba debajo de la ducha. Ganas no me faltaban.

-          Eres buen esclavo – me repetía a mi mismo – no tienes derecho a correrte.
Conseguí aguantarme las ganas a duras penas y de nuevo me puse mi ropa de deporte, sin ropa interior debajo, me dirigí hacia el gimnasio. Pillé alguna mirada hacia mi paquete y me dio bastante vergüenza, es algo que suelo evitar; no me gusta me miren por la calle, aunque me gusta que mis Amos me exhiban, cuando estoy solo. No tiene ningún sentido, lo sé.

Sin embargo esos días que me levantaba así, tenía ganas de provocar. No de calentar, si no de provocar alguna situación subida de tono, extraña o en un lugar morboso. De nuevo me dirigía al gimnasio con esa intención. Llegué allí y de nuevo me fui directo a los vestuarios, aunque llevaba ya ropa para hacer máquinas, me quería cambiar.

Dejé mi abrigo bien colocado y me quité la camiseta, tirándola en cualquier sitio. Detrás fueron mis pantalones y me quedé completamente desnudo para recoger mi ropa y colocarla tranquilamente en mi taquilla. Mi polla no estaba dura; un hombre salía del vestuario y otro entraba. Yo continué desnudo mientras buscaba en mi pequeña mochila la ropa que me pondría: un pantalón corto y una camiseta de tirantes. Noté la mirada del hombre de mi lado sobre mí y me giré para comprobar que no eran imaginaciones mías; casi le puse mi paquete delante de la cara y él lo miraba con descaro. Me fui a la sala de máquinas y mi polla empezaba a reaccionar.

Pasé allí una hora más de lo necesario al acabar los ejercicios planeados para el día. Me fui a la cinta a correr y también a la bicicleta, hasta que estuve completamente empapado y me volví a los vestuarios. De nuevo repetía la operación de quedarme completamente desnudo antes de hacer cualquier otra cosa, incluso abrir mi taquilla. Esta vez había 3 o 4 personas que venía e iban a la duchas, se vestían o se quitaban la ropa sudada.

Ya desnudo, abrí la taquilla y coloqué mi ropa sucia delicadamente, volviendo a cerrarla para irme a la ducha con una toalla colgada del hombro, dejando que mi polla también colgara por encima de mis pelotas, que estaban bastante sueltas, en lugar de encogidas, como suelen estar cuando estoy tan cachondo. Tomé una larga ducha caliente, sin cerrar la puerta e ignoré la gente que pasaba por detrás de ella, con los ojos cerrados mientras me enjabonaba de nuevo y dejaba el agua relajar mis músculos; probablemente el exceso de paseos por la puerta de mi ducha que creí notar era imaginación mía. Me sequé ligeramente después de cerrar la llave del agua y de nuevo, completamente desnudo, con la toalla colgada de mi hombro, me fui a mi taquilla, delante de la que me sequé completamente antes de abrirla y tirar la toalla al suelo.

La abrí cuando ya era necesario ponerme una prenda de ropa, que fue un suspensorio negro. Después me puse los calcetines, despacio, sin dejar que mis pies tocaran el suelo, haciendo equilibrio de uno de ellos sobre mi chancla. Otra camiseta de tirantes bien ajustada y por último, los mismos pantalones holgados con los que había llegado al gym. Coloqué mi paquete antes de salir del vestuario, asegurándome que no se veía tanto como a la ida, y emprendí mi camino de vuelta a casa.

Llegué casi más cachondo de lo que me fui, estas provocaciones solo me provocan a mí, más. O… ¿verdaderamente hubiera pasado algo en los vestuarios si hubiera jugado más?, ¿alguien me miraba mientras me duchaba con los ojos cerrados?, ¿sacaría algo más que un polvo del gimnasio?, ¿cómo le puedo hacer saber a cualquier interesado que soy esclavo?.

Ahora sí que necesito una ducha fría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le aviso si hay Novedades...

Su email: