Imprescindibles

No se pierda... Mi última corrida Hice un buen servicio con...

sábado, 29 de abril de 2017

El coche de los horrores

Le costó un par de días, pero me logró convencer, por su insistencia. Sin saber muy bien como lo haríamos empecé a meter maletas en el coche alquilado y después tuve que meter al mayor bulto, a Nico con su pierna escayolada.

jueves, 27 de abril de 2017

No solo la pierna rota


Cuidar a Nico no era una tarea especialmente complicada, al menos en lo que a las tareas básicas del cuidado se trataba. Entre los 3 conseguíamos que se levantara de la cama en momentos puntuales, aunque las posturas que teníamos que poner eran realmente cómicas.

A Ronnie no pareció importarle, sabiendo que él se tenía que volver al trabajo en un par de días, pero yo realmente lo estaba disfrutando. Era como estar al servicio de un Amo doméstico, pero con alguien que tenía más actitud de niño caprichoso que de otra cosa. Le servía todas las comidas en la cama, le ayudaba a lavarse todos los días y por supuesto, necesitaba ayuda para sus necesidades fisiológicas básicas, que era lo que a él parecía gustarle menos, por el hecho de que tuviera que necesitar mi ayuda para eso también. Sin embargo, Nico solo tenía la pierna rota, y como me dijo pronto: “Necesito que alguien me rompa el culo también”; eso era algo con lo que estaba claro: yo no le podría ayudar.

domingo, 23 de abril de 2017

Al fin llegamos

El viaje a USA ha sido completamente agotador, pese a ir con Ronnie. Demasiadas horas de vuelo y demasiadas horas esperando en los aeropuertos, cachondo como la perra que soy. No sé porque siempre me he puesto muy cachondo en los aviones.

jueves, 20 de abril de 2017

Más ajetreo

¡Joder! No soy capaz de ponerme al día con todas las cosas que tengo que hacer y las visitas y tengo algunas sesiones pendientes de escribir... ¡más de una!

domingo, 16 de abril de 2017

La respuesta era "Sí"


Como buen amigo siempre comparto con ellos y como buen esclavo siempre ofrezco a mis Amos lo que creo que es mejor para ellos, intentando no pensar en mí mismo, no me lo merezco. Las dos situaciones se han unido esta vez y así han surgido las cosas.
Llevaba toda la semana paseando a Ronnie por Madrid. Bueno, él ya había estado aquí varias veces así que tampoco tuve que hacer las rutas habituales y nos dedicamos a nosotros mismos y a hacer un poco lo que queríamos. Por supuesto, nuestra componente de esclavos, muy elevada, nos hacía dedicar bastante tiempo a la búsqueda de alguna opción de servir a un buen Amo. Yo llevaba también toda la semana en una interminable conversación con JV sobre nuestra última sesión, como siempre, intentando sonsacarle de que otras formas yo le podría servir y había conseguido entusiasmarle con la posibilidad de que me dejara el culo bien rojo, antes o durante su follada, sin tener que tocármelo mucho. Ya sabía los instrumentos que tenía disponibles y parecía dispuesto a utilizar alguno. Por mi parte, por supuesto, la respuesta era “Sí”.

martes, 11 de abril de 2017

Ocupadísimo...

¡Ufff! He estado demasiado ocupado últimamente con diferentes cosas, sobre todo de trabajo. Aunque no me han pasado grandes historias, alguna es de mencionar en este blog en mi estancia con Mario hace dos fines de semana y "cuidando" la casa de su primo durante toda la semana pasada.

sábado, 8 de abril de 2017

Sorpresa Anal


Aunque era algo que yo había asumido naturalmente, me sorprendió su pregunta.
-          ¿Qué vas a hacer hoy de cena?
-          Tendremos visita – completó, aumentando mi cara de sorpresa, sin dejar de leer su libro desde el sofá mientras yo recogía la mesa del comedor.

jueves, 6 de abril de 2017

Un día cualquiera

La semana en casa del primo de Mario, ahora ya solo se estaba desarrollando como esperaba. Mis horas de trabajo eran muy pocas, iba a un gym cercano que me permitía pagar solo por los días que iba, poco más de una hora diaria, y dedicaba un par de horas a revisar la casa por completo y asegurarme que todo se mantenía perfectamente limpio. La casa no daba para más. Los contactos por las redes sociales, en esa pequeña ciudad, no daban para mucho más tampoco; nadie se acababa de decidir a tener un esclavo total solo por unos días, salvo algún salido momentáneo, sin experiencia, que lo único que prometía era mucho sexo y que, casi siempre, lo que quería era alguien que se lo follara a él.

sábado, 1 de abril de 2017

Mañana en el coche


La verdad es que no sé si escribir esta historia o no.  Hoy hemos salido de Madrid, en mi coche, he parado un par de veces para que Mario estirara un poco las piernas, yo podría haber hecho todo el camino del tirón sin problema.

Como siempre, Mario rechaza cualquier tipo de insinuación por mi parte, pero solo de boca para afuera; en el momento en el que yo adquiero mi natural posición de mayordomo, o como lo queráis llamar, de él que hace todo mientras él solo sostiene su copa en el sofá, está realmente encantado.

Le aviso si hay Novedades...

Su email: