Imprescindibles

No se pierda... Videos Hice un buen servicio en...

domingo, 2 de julio de 2017

Grupo Orgulloso (Inesperado III)

Casi me despertó el sonido del móvil por lo pronto que era, pero se iban ese día y querían saber si se podía repetir. Fue muy directo al contrario que yo, que empecé a protestar sobre lo que aún me dolían las marcas que me había dejado hacía solo 3 días, en las nalgas y en los muslos. Me convencieron rápidamente, aunque ya lo estaba, con la frase  “Pensaba que habías dicho que eras un esclavo”. Y claro que lo soy. No hubo más queja ni más discusión y cerramos la cita para antes del mediodía.

Les abría la puerta, como la vez anterior, en suspensorios y con todo el arsenal preparado en la mesa del salón. Eran otra vez un grupo de 3 aunque  el chico de barba había sido remplazado por un chico más de la edad que el resto. De nuevo el mismo líder tomó la palabra el primero.

-          Quítate eso – digo señalando mi suspensorio

Le hice caso sin dudar y su mano me tomó por la cintura para girarme.

-          Mira como le dejamos el culo el otro día – dijo entre risas, mientras múltiples manos empezaron a posarse por mis nalgas.

Como la vez anterior, pronto algún dedo empezó a deslizarse entre ellas buscando mi ojete y atrevidamente empezó a abrirlo. El líder se acercó a la mesa mientras los otros dos seguían sobando mi culo con mucho descaro. El dedo seguía intentando entrar más fuerte dentro de mí. Para mi sorpresa no volvió con ningún objeto para golpearme en la mano, sino con las esposas, que habían estado allí encima también en la sesión anterior y no se habían utilizado.


Me dirigieron de frente al sofá antes de colocármelas; unieron mis muñecas entre sí por detrás de mi espalda. Un segundo después mi frente golpeaba el respaldo del sofá y tenía que abrir las piernas para bloquear mis rodillas. Unas manos golpearon mis dos nalgas simultáneamente antes de moverse, ásperas, hasta agarrar con fuerza mis caderas. Grité antes de mover mi cabeza hasta hacer coincidir mi boca con el respaldo del sofá y la verdad, lo intente morder con fuerza. Me la había metido sin ninguna contemplación hasta el fondo. Por su gemido, no estaba seguro si a él también le había dolido. Intenté relajar mi ojete y pronto la follada empezó con mucha fuerza. Yo seguí dirigiendo mis gemidos hacia el tejido del sofá, por hacer el menor ruido posible.

La follada me estaba cayendo a un ritmo increíble. Mi polla ya estaba goteando completamente dura y ni me había dado cuenta. Mi ojete ya admitía perfectamente la polla y controlaba, cuando lo apretaba un poco más, para hacer disfrutar al chico que me follaba. El dolor solo venía de sus ásperas manos posadas sobre mis caderas, reabriendo las marcas que él mismo me había dejado días atrás con sus compañeros. Una manos me tomó de nuevo, como la otra vez, por los pelos. Torpemente los tres cambiamos de postura, sin que la polla saliera de mi culo. Me coloqué de rodillas apoyando mi pecho en el reposabrazos del sofá.

La follada continuó rápidamente en la nueva posición a la que estaba claro que me habían llevado para poder meterme también una polla por la boca. No tardó en aparecer delante de mí y mi boca se lanzó a por ella, con cuidado de los dientes. Intenté metérmela hasta el fondo desde el primer momento y en seguida los dos chicos estaban raramente acompasados, haciendo coincidir la punta de sus dos pollas a la vez, en el fondo de mi culo y en el fondo de mi garganta. Yo no podía hacer ningún ruido salvo balbucear. Aprovechaba cualquier segundo con la boca medio vacía para sacar de ella la saliva que se acumulaba.

Y la mayor sorpresa me llegó por un lado que no esperaba. Tardé tiempo en entenderlo. El otro chico se había metido entre mi torso y el sofá y hacía algo con la punta de mi polla. Pronto la dobló para metérsela en la boca. Me la estaba chupando y no iba a un ritmo muy diferente al de la follada de culo y de boca que me estaban metiendo sus compañeros. En ese momento si que intenté protestar y sacarme la polla que follaba mi boca para decirle a ese chico que no debería comérmela así o…

Una mano se posó sobre mi cabeza para agarrarme de nuevo del pelo mientras que la otra se estampaba contra mi cara. Estaba claro que no le gustaba que me quisiera sacar su polla de mi boca. Me la volvió a clavar hasta el fondo de la garganta. Como un resorte, otra mano se estampó más fuerte contra mis nalgas mientras las pollas se acompasaban de nuevo, otra vez en el fondo de mi garganta y culo. Y con este ritmo, ninguno de los dos paró, aunque no volví a intentar sacármela de la boca.

Bofetón. Ostia en el culo. Pollas hasta el fondo. Y el otro seguía comiéndome el rabo. Escupía saliva y bofetón del mismo lado. Ostia en el culo. Otra vez las dos pollas hasta el fondo. No esta vez eran las tres, la mía se hundía en un garganta muy húmeda y ávida. “Joder” pensé.

Fui el primero en correrme de los cuatro, pero la forma en la que lo hice apretando el culo hizo que el líder se corriera también dentro de mi culo. Mientras, mi boca muy abierta jadeando era aprovechada para que el otro chico me metía su polla tranquilamente en la garganta. Su corrida llegó unos segundos después, cuando el chico bajo mi torso ya había salido, supongo que debido a que mi corrida le pilló por sorpresa. Su leche caliente se estrellaba contra mi cara mientras la polla del líder salía definitivamente de mi culo. Antes de que acabara de sentir toda esa leche, otro chorro llegó a mis nalgas. Me quedé muy quieto, sintiendo cada gota chorreando por mi cara y culo hasta que me soltaron las esposas.

-          Me habéis hecho correrme – dije en cuanto estuve levantado.

Ninguno de los 3 contestó, pero las sonrisas en su cara parecían decir que estaban complacidos.

He roto mi racha de abstinencia, por obligación. No he podido hacer nada al respecto… ¡pero me he quedado de un a gusto! Y además el orgullo de el trabajo de esclavo bien hecho.

4 comentarios:

  1. Me alegro mucho que lo hayas pasado tan bien. Una de las cosas buenas que tienen estos eventos, es el intercambio "cultural". Y en lo que se respecta al BDSM, casi todo lo que nos puedan aportar será mejor que lo que por línea general tenemos.

    ResponderEliminar

Le aviso si hay Novedades...

Su email: